Último proyecto

<< Volver

Como el yin y el yang [18/03/2009]

Como el yin y el yang
zinemavarietes.com

Como el yin y el yang

Comenzaron a rodar sus cortometrajes a la vez. Jon Cortegoso, un drama. Patxi Basabe, una comedia. A punto de hacer un estreno conjunto por todo lo alto, estos amigos en el rodaje y competidores en los festivales cuentan a DEIA su experiencia.

DRAMA y comedia. Dos géneros que, lejos de ser opuestos, se complementan. Lo que hoy es un mal trago con el paso del tiempo puede convertirse en el motivo de un ataque de risa. Y es que cualquier idea puede ser vista como su contraria si se mira desde otro punto de vista. Como el yin y yang. Así son los trabajos de Patxi Basabe y Jon Cortegoso, directores de cine. Amigos. Casi hermanos. La casualidad quiso que se embarcaran a la vez en proyectos cinematográficos paralelos. Y el destino jugará sus cartas para que estrenen sus cortometrajes -también escritos por ellos mismos- en una gala conjunta: Cruce, de Jon Cortegoso, y El excesivo consumo de estrógenos de Ludovico Graham, de Patxi Basabe. Uno dramático. El otro, cómico. Hasta en eso parece que se complementan estos dos vascos que han sufrido a la vez el estrés y los problemas de unos rodajes a contrarreloj.

Y aunque en los festivales Cortegoso y Basabe luchen uno contra otro, fuera de ellos se ayudan más que nadie. "Nos damos apoyo moral mutuamente", aseguran. Ambos creen en la magia del cine , algo que les ha dado la fuerza y el ingenio necesario para mover montañas y contar en sus cortos con artistas de la talla de Karra Elejalde, Edurne -de Operación Triunfo- Patxi Pérez, Javier Ríos o Aitor Ocio, jugador del Athletic.

Cruce y El excesivo consumo de estrógenos de Ludovico Graham. El primero narra la historia de un trágico accidente en Cantabria protagonizado por la ex triunfita Edurne y Javier Ríos. El segundo aborda la de un obrero gasteiztarra del día a día, Zigor Bilbao, que se hace famoso por lubricar y engrasar máquinas mientras los famosos, protagonizados por Aitor Ocio y Karra Elejalde, entre otros, ven cómo su fama se desvanece. Dos géneros aparentemente contrarios pero que, según Basabe, "mezclados en un mismo proyecto funcionan muy bien. El drama no es incompatible con la comedia. Después de haber vivido una experiencia dramática con el paso del tiempo acabas riéndote", asegura. "Ludovico Graham tiene un toque dramático y el de Jon probablemente tenga algún punto cómico", añade.

FINANCIACIÓN CERO Llevan un año inmersos en este proyecto. 365 días en los que han tenido que combinar sus trabajos con su pasión. "Jon trabaja en una productora y su trabajo está dentro del mundo audiovisual pero yo trabajo en una empresa de Gasteiz, Prisma Global, y he tenido suerte porque se han portado muy bien conmigo y me han ayudado mucho dándome días libres", explica Basabe a DEIA.

Y es que rodar un corto no es tarea fácil. Además de los medios técnicos y del tiempo, estos jóvenes directores se han encontrado con una barrera más, la falta de financiación. "Para hacer un corto se tiene que andar estirando de todos los sitios, regateando, hay que tener mucha cara para conseguir que la gente te haga favores y así poder pagar a los técnicos", aclara Cortegoso. Pero ellos se lo han montado bien y han logrado contar con actores como Karra Elejalde, Gorka Aginagalde, Verónica Romeo, Edurne de OT o Aitor Ocio. "No ha sido fácil, y ha habido algunos actores como Unax Ugalde que nos han fallado a última hora. Hay que darse cuenta de que todos esos artistas trabajan por amistad", confiesa Basabe.

RODAJES PARALELOS Han rodado sus cortos por separado pero tanto Jon Cortegoso como Patxi Basabe tienen la sensación de haber estado rodando el uno al lado del otro. "Nos hemos apoyado mucho, sobretodo moralmente, porque la solución a un problema siempre se ve más fácil desde fuera del proyecto. Por eso cuando estamos agobiados, nos llamamos para desahogarnos", cuenta Cortegoso, director y guionista de Cruce. Eso hace que ambos sean capaces de hablar del proyecto de su amigo incluso antes de que esté montado.

"Patxi está un poco pirado por todo lo que ha organizado con el corto, un día trajo a 70 extras. Me parece bestial lo que ha hecho porque ha rodado un corto casi a precio y a nivel de largo con un despliegue de medios increíble. No tiene nada que envidiar a un largometraje. En cuanto al casting, es un consíguelotodo. El guión está genial y de lo que he leído a lo que luego he visto existe una apariencia muy real", describe Cortegoso. Pero no todo son halagos hacia su colega. "Se tira muy rápido a la piscina y se ha visto con muchos marrones a última hora", asegura. "Hay que arriesgar", responde inmediatamente Basabe. "Yo no concibo el cine desde el punto de vista de la producción, sino de la realización y de la historia. Lo que no voy a hacer es rodar una película quedándome en una localización y con unos actores por abaratar costes. Eso a mí no me gusta. Tengo inquietudes, quiero contar historias", añade.

Después, habla sobre el trabajo de su colega: "Me gusta mucho lo que he visto y tengo una gran incógnita sobre lo que ha grabado. He visto algún plano sin audio, fotos y la verdad es que tiene muy buena pinta. Las historias que Jon cuenta no son planas, siempre tienen algo diferente. No dejan indiferente", puntualiza.

CINE EN "CORTO METRAJE" El duro trabajo ha merecido la pena. Han sido muchas horas de rodaje, muchas anécdotas, infinitas horas de grabación, de frío, pero tanto Basabe como Cortegoso están satisfechos. "Nosotros hacemos cine, igual que un largometraje. Hoy en día las nuevas tecnologías facilitan a muchas personas la tarea de hacer un corto con una cámara miniDV, pero detrás de nuestras películas hay mucho más que una grabación. Mucha gente piensa que cuando se rueda un corto como los nuestros estamos cuatro personas haciendo un poco el bobo con la cámara cuando en realidad hay un equipo técnico enorme por detrás", reivindica Basabe.

"Cuando se va a ver una película al cine se ve arte en diferentes campos y así se premia luego en los festivales. Se ve arte en los decorados, en los vestuarios, en los diálogos, en el guión, en la fotografía, en la luz. Todo eso junto forma la magia del cine. Nosotros lo que intentamos es conseguir crear esa magia del cine pero en formato corto. Patxi y yo hemos hecho cine de corto metraje, con todas las de la ley y con todos los medios necesarios para hacer cine", subraya Cortegoso.

A principios de abril, estos dos intrépidos directores y guionistas presentarán esa magia del cine de la que hablan en una noche que, prometen, será inolvidable. "Pensamos montar una muy gorda", avisan. Mientras tanto, ellos ya están pensando y trabajando en sus nuevos proyectos: Basabe en una road movie sobre un viaje en autocaravana y Cortegoso en un cortometraje de animación slow-motion, con decorados y muñecos de plastilina. Quizá algún año recojan un Goya. De momento, habrá que esperar a la noche del estreno porque si algo tiene el cine es que no se puede contar, hay que verlo.

DOS NUEVOS PROYECTOS CINEMATOGRÁFICOS

Más información Fuente
     http://www2.deia.com/es/impresa/2009/03/18/bizkaia/kultura/544867.php Este enlace se abrirá en una ventana nueva

© 2019 www.zinemavarietes.com